jueves, 22 de enero de 2009

Apple Pie o Empanada de Manzana


Los ingredientes para la receta de esta tarta de manzana, estan calculados para un molde de unos 20 centímetros de diámetro. La de la foto es algo más grande, por lo que aumenté proporcionalmente las cantidades.

Para la Pasta Quebrada : 300 grs, de harina más una pizca de sal. 180 grs. de mantequilla fria y unos 60 c.c. de agua helada.

Para el Relleno : 1 kg de manzanas ácidas, 100 grs. azúcar blanca, 100 grs. azúcar moreno y una pizca de sal; media cucharadita de canela molida, media cucharadita de nuez moscada molida, dos cucharadas de harina, media cucharadita de ralladura de limón y una cucharada de mantequilla.

- Primero hacemos la Pasta Quebrada, amasando la harina con la mantequilla cortada en cubos pequeños, añadiendo poco a poco el agua que debe estar muy fria. Hasta conseguir una masa que no se pegue a las manos ni al recipiente. Una vez conseguida, la envolvemos en un film y la mantenemos una hora en el frigorífico.

-Para hacer el relleno pelamos y cortamos las manzanas en trozos no muy grandes. Mezclamos los dos tipos de azúcar con las especies y las dos cucharadas de harina y lo vertemos sobre las manzanas, revolviendo bien. Guardamos la mezcla en el frigorífico.

-Cortamos la masa en dos mitades.Una de ellas la reservamos y estiramos con el rodillo la otra, hasta que tenga unos 3 milímetros de gruesa y podamos forrar el molde, que habremos untado previamente con mantequilla. Una vez forrado , dejando que sobresalga un centímetro de masa alrededor, pinchamos varias veces el fondo con un tenedor. Podemos encender el horno a 200 grados, para que se vaya precalentando.

-Vertemos en el molde forrado el relleno, extendiendolo bien por toda la superficie. Repartimos , por encima, la ralladura de limón y la cucharada de mantequilla cortada en trozos pequeños.

-La mitad de la masa que teníamos reservada, la estiramos con el rodillo hasta obtener el tamaño suficiente para tapar el molde, que sellamos bien apretando con los dedos los bordes de la tapa y el que nos sobró del fondo del molde. Hay que hacer una incisión en el centro de la tapa para que salga el vapor. Con los restos de masa que nos han sobrado tratamos de decorarla con hojas, cintas... y lo que la imaginación os dicte.

-Introducimos la tarta en el horno a 200 grados durante 45/50 minutos. Si veis que se tuesta demasiado, bajar la temperatura.

Se puede comer templada o fría y un buen complemento es degustarla con helado de vainilla.

Bon apetit!!

1 comentario:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Pues suena la mar de bien y se ve estupendamente, hasta se huele.

Un abrazote
Marian