martes, 4 de enero de 2011

Achaques


Hay quien dice que : "Al que, al cumplir los cuarenta y al levantarse, no le duele nada, es que está muerto".
Cuando ya vamos teniendo unos años se multiplican las molestias, dolores y malestares matutinos, en cabeza, tronco y extremidades.
Hay a quien le duele la espalda, las piernas, se marea, tiene sofocos, etc... y casi siempre tratamos de buscar una causa que lo justifique.
-Eso es que va a llover.
-¡Como que ayer no debí comer tal cosa...!
-Es que vas muy fresco...
-Es que vas muy abrigado...
-Es que esto o lo otro...
Creo que no hay que darle muchas vueltas, todos estos síntomas no hacen más que demostrarnos y constatar que no estamos muertos.
¡Que estamos vivos...y que sea por muchos años!

3 comentarios:

MAMÉ VALDÉS dijo...

Que tiempos aquellos cuando del botiquín de casa solo usabamos el esparadrapo, el agua óxigenada, el mercurio y el algodón, y como mucho un Okal o una Aspirina, ahora tenemos una farmacia en casa, los tiempos están cambiando como cantaba Bob Dylan, un saludo.

Que los Reyes Magos se porten muy bien...

María dijo...

¡Así mismo es!

sema miranda dijo...

¡Que me vas a contar a mi¡que cuando no tengo un achaque, me lo invento jajaja