viernes, 2 de octubre de 2009

La Fonda

En la cocina, sentada en el banco de madera junto a la puerta, “Pepa la de abajo” pelaba las patatas que cogia del saco situado a su izquierda y , una vez mondadas, las depositaba en el baño con agua, sobre el banco, a su derecha.

Mama Pepa trajinaba, incansable, abriendo y cerrando ollas, moviendo y condimentando cazuelas y sartenes.

Papa Mamé limpiaba a chorro abierto, sobre la enorme pila del fregadero, el vientre sangriento y brillante de una corvina.

Luisa preparaba los cubiertos y platos para las clientes que ya no tardarían en llegar.

Mientras tanto el “Pataslargas” acechaba silencioso y lúgubre desde la montera de la azotea.

1 comentario:

AnaLaprof dijo...

la sóla presentación de tu blog ya invita a quedarse...me ha gusrado mucho...una saludo cordobés desde Jaén.